RÉGIMEN DE PROTECCIÓN


En la zona de dominio público adyacente (art. 89)

Se podrán autorizar:

  • Las obras de acceso a la propia carretera
  • Las obras que formen parte de su estructura, señalización y medidas de seguridad
  • Prestación de un servicio público de interés general, única y exclusivamente, en los tramos donde no exista otra posibilidad y lo más alejado posible de la explanación. Entre ellos los de:
    • Producción, transporte y distribución de energía
    • Abastecimiento, evacuación y depuración de aguas
    • Suministro de gas, las conducciones telefónicas en general y los cables de telecomunicaciones
    • Transporte público de viajeros
    • Cualesquiera otros que la Administración titular de la vía pueda establecer o autorizar; entre ellos:
      • obras en el subsuelo para la implantación o construcción de infraestructuras imprescindibles para la prestación del servicio
      • obras relacionadas con los accesos de una estación de servicio previamente autorizada
  • En los suelos de titularidad privada, los cultivos y zonas ajardinadas que no impidan o dificulten la visibilidad a los vehículos o afecten negativamente a la seguridad vial dejando, en todo caso, libre la calzada, la plataforma, el paseo o arcén, la acera, la cuneta y, en su caso, las obras de tierra, y cauces de evacuación de aguas pluviales.

En la zona de servidumbre (art. 92)

Además de las actuaciones autorizables en la zona de dominio público que no afectan a la seguridad vial, se podrán autorizar:

  • Encauzamiento y canalización de aguas que discurran por la carretera o zonas de dominio o servidumbre. Establecimiento de sistemas que permitan el riego por aspersión de la zona de dominio público, por el titular de la vía para estabilización de taludes, hidrosiembras, etc.
  • Estacionamiento temporal de vehículos o remolques que no puedan circular por cualquier causa.
  • Instalaciones u objetos vinculados a servicios de interés general, cuando no sea posible situarlos en un lugar más lejano de la carretera.
  • Paso de conducciones de suministros en los que exista una utilidad pública o interés social y que sean compatibles con la seguridad de la circulación si no existe la posibilidad de llevarlas más lejos de la carretera.
  • Otros análogos, por razones de utilidad pública o interés social, o que contribuyan al mejor servicio de la carretera, tales como caminos de servicio o agrícolas, zonas de estacionamiento y vías de servicio.
  • La plantación o tala de arbolado y las actividades ganaderas.
  • Además podrán realizarse, sin necesidad de autorización y en precario los trabajos propios de cultivos agrícolas, siempre que no quede afectada la seguridad vial.

En la zona de afección (art. 95)

Además de los usos autorizables en la zona de servidumbre. Se podrán autorizar por el titular de la vía:

  • cualquier tipo de obras o instalaciones fijas o provisionales
  • cambios el uso o destino de las mismas

En las construcciones e instalaciones ya existentes podrán realizarse obras de reparación y mejora, bajo autorización, una vez constatados su finalidad y contenido, siempre que no supongan aumento de volumen de la construcción y sin que el incremento de valor que aquéllas comporten pueda ser tenido en cuenta a efectos expropiatorios, todo ello, asimismo, sin perjuicio de las demás competencias concurrentes y de lo dispuesto en este Reglamento en relación con las travesías.

En la zona situada entre la carretera  y la línea límite de edificación (art. 99)

Se podrán autorizar:

  • obras de conservación y mantenimiento de las construcciones existentes
  • obras de reparación por razones de ornato e higiene de los inmuebles
  • colocación de instalaciones desmontables y de cerramientos diáfanos, entre el borde exterior de la zona de servidumbre y la línea límite de edificación, siempre que no se vean disminuidas las condiciones de visibilidad y de seguridad vial.

No podrán autorizarse:

  • obras que supongan una edificación por debajo del nivel del terreno, ni realizar instalaciones aéreas o subterráneas que sean parte integrante de industrias o establecimientos, salvo provisionales o desmontables.

Prohibición de publicidad (art. 105)

Se distinguen  dos casos:

  • Fuera de las zonas urbanas, queda prohibido el establecimiento de publicidad en las zonas de dominio público, servidumbre y afección.
  • En los tramos urbanos se regulará por lo establecido en las ordenanzas municipales; situándose fuera del dominio público y sin afectar a la señalización, iluminación o balizamiento..

Además no se considera publicidad los carteles informativos, definidos en el art. 106 y 107, que hayan sido autorizados.


Créditos, información y enlaces de interés