PATRIMONIO NATURAL


De acuerdo con lo establecido en el art. 15 de la Ley 4/2015, el paisaje constituye un elemento integrante del patrimonio natural de Castilla y León. El título II de la ley (arts. 15-19) fija los criterios que se utilizarán para la preservación del paisaje. En el título III, al establecer el modo en que se integra la conservación de la naturaleza en los planes, programas y políticas sectoriales, concreta el modo en que debe atenderse en cada caso a los valores paisajísticos: De modo análogo el título IV, dedicado a la Red de Áreas Naturales Protegidas, identifica el papel que desempeña el paisaje en su identificación.
Se recoge a continuación, las disposiciones de esta ley referentes al paisaje, e indicando  en cada caso el artículo que recoge esa disposición. Se han ordenado según el tema que tratan, aunque en algunos casos no coincide con los distintos títulos de la ley.

Bases de la política del paisaje
Atención al paisaje en los planes, programas y políticas sectoriales
El Paisaje en la Red de Áreas Naturales Protegidas

Bases de la política del paisaje

Reconocido el paisaje como un elemento integrante del patrimonio natural, la Junta de Castilla y León deberá aprobar “la normativa necesaria para garantizar el reconocimiento, protección, gestión y ordenación del paisaje, con la finalidad de preservar sus valores naturales, patrimoniales, culturales, sociales y económicos en un marco de desarrollo sostenible” (art. 15).

Los principios que deben inspirar los poderes públicos en materia de paisaje, quedan establecidos en el art. 16:

  • a) Favorecer la evolución armónica del paisaje de acuerdo con los conceptos de utilización racional del territorio, desarrollo urbanístico sostenible y funcionalidad de los ecosistemas.
  • b) Preservar, con la adopción de medidas protectoras del paisaje, el derecho de los ciudadanos a vivir en un entorno culturalmente significativo.
  • c) Reconocer que el paisaje es un elemento de bienestar individual y colectivo que, además de valores estéticos y ambientales, tiene una dimensión económica, cultural, social, patrimonial y de identidad.
  • d) Considerar las consecuencias sobre el paisaje de cualquier actuación de ordenación, urbanismo y gestión del territorio, así como valorar los efectos de la edificación y el desarrollo de otras infraestructuras y usos sobre el paisaje.
  • e) Favorecer la cooperación entre las diversas administraciones públicas en la elaboración y ejecución del planeamiento y de las políticas de paisaje.
  • f) Promover la colaboración de la iniciativa pública y privada en el impulso de propuestas que ayuden a definir actuaciones, adopción de instrumentos y toma de decisiones sobre el paisaje.
  • g) Impulsar la participación social en las políticas de paisaje.
  • h) Fomentar la educación ambiental y formación en materia de paisaje.

En la evaluación ambiental estratégica de los planes y programas  incorporará un apartado específico sobre la afección al paisaje, estableciendo las medidas precisas para eliminar o minimizar posibles efectos contrarios a su adecuada conservación.
Así mismo, los informes que la consejería competente en materia de conservación del patrimonio natural emita dentro de estos procedimientos de evaluación figurará un apartado específico que analice dicha afección y determine, si procede, las necesarias medidas protectoras y correctoras (art. 17, 1-2). En concreto en la evaluación de instrumentos que afecten a valores naturales o paisajísticos  informará específicamente sobre la superficie mínima de parcela y el radio mínimo de exclusión entre construcciones en suelo rústico (art. 22,2).

Catálogo de Paisajes Sobresalientes de Castilla y León. Será elaborado por la Junta de Castilla y León de modo que en el que se recojan aquellos territorios donde estén representados los distintos paisajes característicos de Castilla y León en buen estado de conservación (art. 18.1).

Conservación del paisaje en las actuaciones sectoriales que puedan afectarle. La Junta de Castilla y León establecerá los criterios necesarios para asegurar esa conservación, con especial atención a los incluidos en el Catálogo de Paisajes Sobresalientes de Castilla y León. Además se determinarán los criterios a seguir para lograr la integración paisajística en las siguientes actuaciones: edificación y otras instalaciones en suelo rústico, gestión forestal, reordenación agraria, implantación de infraestructuras lineales y parques eólicos, así como en la restauración de terrenos afectados por actividades extractivas (art. 19, 1-2)

Atención al paisaje en los planes, programas y políticas sectoriales

Los instrumentos de planeamiento urbanístico o de ordenación territorial municipal o subregional:

  • Establecerán un catálogo en el que se recojan aquellos elementos del paisaje que presenten un valor destacado, bien por su singularidad, calidad o fragilidad. Para estos se determinarán, en las ordenanzas y posibles usos, las condiciones que, preservando el normal desarrollo de las actividades, permitan mantener un adecuado estado de conservación del paisaje (art. 17.3).
  • Incorporarán tanto las medidas pertinentes para evitar la proliferación de usos constructivos en el medio natural, en especial los no vinculados al aprovechamiento de sus recursos naturales que puedan comprometer la conservación de los valores naturales o paisajísticos, como aquellas tendentes a su adecuación al entorno (art.22.1).

Planificación de nuevas infraestructuras lineales. En su planificación y diseño de nuevas infraestructuras lineales se buscará la utilización preferente de los corredores de infraestructuras existentes, siempre que estos sean la opción menos impactante. En todo momento se tendrá en cuenta la integración paisajística (art. 26).

Concentración parcelaria, cuando estos proyectos dan lugar a las nuevas fincas de reemplazo, así como sus infraestructuras asociadas, deberán diseñarse de manera que, en la medida de lo posible, se garantice la conservación de los elementos naturales y culturales tradicionales que vertebran el paisaje y la conectividad, la diversidad y el funcionamiento de los ecosistemas (art. 31).

El Paisaje en la Red de Áreas Naturales Protegidas

De acuerdo con el art. 50 la consejería competente en materia de conservación del patrimonio natural velará porque en esta red exista una adecuada representación de las áreas naturales donde concurran alguno de los siguientes objetivos:
a) Resulten representativas de los ecosistemas y paisajes naturales o de las formaciones geológicas y geomorfológicas, teniendo en cuenta su singularidad, diversidad y su estado de conservación.
f) Conformen un paisaje rural de singular belleza, valor cultural o importancia para la conservación de la biodiversidad.

Paisaje protegido

Es una de las categorías que se incluyen en los Espacios Naturales Protegidos declarados como tales en Castilla y León (art. 65.d).
Su declaración ser realizará mediante Decreto de la Junta Castilla y León (art. 66.3).
Tomando como base el Catálogo de Paisajes Sobresalientes de Castilla y León se analizará, para aquellos que no se encuentren incluidos en algún espacio natural protegido ya declarado, su posible declaración como Paisaje Protegido (ar. 18.2).


Créditos, información y enlaces de interé