DEFENSA NACIONAL

imagen de cabecera
Fuerzas aéreas en el Comando de la Fuerza Conjunta Aliada en Brunssum (Paises Bajos) CC BY SA – jfcbrunssum

Marco Normativo

  • Ley 8/1975, de 12 de marzo, de las zonas e instalaciones de interés para la Defensa Nacional (texto consolidado 1990).
  • Real Decreto 689/1978, de 10 de febrero, por el que se aprueba el reglamento de zonas e instalaciones de interés para la Defensa Nacional.
  • Disposición Adicional Segunda del texto refundido de la Ley del Suelo y Rehabilitación Urbana, aprobado por del Real Decreto Legislativo 7/2015.

Zonas de interes y de seguridad para la Defensa Nacional

La Ley 8/1975, para la aplicación de las determinaciones que contiene, identifica las siguientes zonas: de interés para la Defensa Nacional, de seguridad, próxima o lejana, y de acceso restringido a la propiedad por parte de extranjeros.

El Ministerio del que dependan las respectivas instalaciones comunicará a los Ayuntamientos en que radiquen éstas la existencia y perímetro de las zonas de seguridad correspondientes, así como las limitaciones inherentes a las mismas (art. 14).

Zonas de interés para la Defensa Nacional

Según el art. 2 de la Ley 8/1975, son “zonas de interés para la Defensa Nacional las extensiones de terreno, mar o espacio aéreo que así se declarén en atención a que constituyan o puedan constituir una base permanente a un apoyo eficaz de las acciones ofensivas o defensivas”.

Zonas de seguridad: próximas o lejanas

De acuerdo con el art. 3 de esa misma Ley, se denominan zonas de seguridad de las instalaciones militares, o de las instalaciones civiles declaradas de interés militar, las situadas alrededor de las mismas, distinguiéndose según el art. 7 entre «Zona próxima» y «Zona lejana»

En cada una de estas zonas, y según las características de las propias instalaciones, se establecen determinadas limitaciones, con el fin de asegurar:

  • la actuación eficaz de los medios de que disponga
  • el aislamiento conveniente para garantizar su seguridad
  • y la seguridad de las propiedades próximas

Las zonas próximas de seguridad tendrán, como norma general, una anchura de trescientos metros, salvo en los puertos militares, que comprenderán no sólo su interior y el canal de acceso, sino también un sector marítimo que, con un radio mínimo de una milla, abarque el frente y ambos costados, computándose tales distancias a partir de los puntos más avanzados de su obra de infraestructura o balizamiento (art. 9 de la Ley 8/1975 y art. 10.3 del Reglamento aprobado por Real Decreto 689/1978).

La determinación de las zonas lejanas de seguridad se hará en cada caso por el Ministerio afectado (art. 10), siempre previo informe del Estado Mayor del Ejercito respectivo y a propuesta de la Autoridad regional de quien dependa.

Servidumbres de cada una de estas zonas

En las zona de interés para la Defensa Nacional corresponde a la autoridades militares el despacho y tramitación de solicitudes y otorgamiento de autorizaciones (art. 6).

En las zonas próximas de seguridad no podrán realizarse, sin autorización del Ministerio, obras, trabajos, instalaciones y actividades de clase alguna. No obstante, será facultad de las autoridades regionales [militar] autorizar los aprovechamientos agrícolas o forestales, así como las excavaciones o movimientos de tierras y construcción de cercas o setos, casetas o barracones de carácter temporal e instalaciones de líneas telegráficas, telefónicas y de transporte de energía eléctrica, siempre que inequívocamente no obstaculicen las finalidades militares de la propia zona.
Las obras de mera conservación de las edificaciones o instalaciones ya existentes o previamente autorizadas no requerirán autorización (art. 9).

En las zona lejana de seguridad la previa autorización del Ministro correspondiente, cuyo otorgamiento podrá delegar en sus autoridades regionales [militares], sólo será necesaria para realizar plantaciones arbóreas o arbustivas y levantar edificaciones o instalaciones análogas de superficie. La autorización sólo podrá denegarse cuando dichas edificaciones, instalaciones o plantaciones impliquen perjuicio para el empleo óptimo de los medios integrados en la instalación militar de que se trate, o queden expuestas a sufrir por dicho empleo daños susceptibles de indemnización (art. 11).

Zonas de acceso restringido a la propiedad por parte de extranjeros

Estas zonas deberá establecer mediante Decreto, a propuesta de la Junta de Defensa Nacional. Junto con su delimitación se fijará el porcentaje máximo que podrá suponer la extensión de los bienes inmuebles en propiedad o gravados con derechos reales a a favor de personas físicas o jurídicas extranjeras, que en ningún caso podrá ser superior al 15% (art. 15 y 16).

En estas zonas corresponde a las autoridades militares el despacho y tramitación de solicitudes y otorgamiento de autorizaciones (art. 22, que remite al art. 6).

Informes al planeamiento

La Disposición Adicional Segunda del Texto Refundido de la Ley del Suelo y Rehabilitación Urbana establece la exigencia de un informe vinculante para todos los instrumentos de ordenación territorial y urbanística que incidan sobre terrenos, edificaciones e instalaciones, incluidas sus zonas de protección, afectos a la Defensa Nacional.

Consulte el siguiente enlace ►


Créditos, información y enlaces de interés